FONMONEY'S BLOG ZUM THEMA GELDTRANSFER UND HANDYGUTHABEN AUFLADEN WELTWEIT Rund um das Thema Guthaben aufladen, Mobilfunkanbieter und Prepaid-Karten

La difusión digital llega también a Cuba

Cuba ha vivido hasta ahora en constante aislamiento digital mientras el resto del mundo se ha visto inmerso en una difusión planetaria del uso de Internet. Sólo los más privilegiados o más astutos de la isla podían disfrutar de conexión a Internet. El 4,1% de los hogares cubanos disponía de Internet en el 2013, según los datos más recientes aportados de acuerdo con la Unión Internacional de Telecomunicaciones de la ONU 1.

Los únicos cibercafés que hay en el país están asociados a la compañía telefónica estatal (ETECSA) que permite a los usuarios conectarse a Internet a través de una terminal arcaica y con constante vigilancia de empleados del gobierno que se sientan a sólo unas pocas pasas de distancia. Incluso aquellos que disponen de conexión en casa, pueden raramente acceder a páginas que estén fuera del dominio nacional “cu”.

Desde que Cuba ha restablecido sus relaciones diplomáticas con los Estados Unidos, la isla caribeña ha sido objeto de constantes experimentos: un aumento lento pero constante del acceso a Internet. La administración de Obama ha hecho de la tecnología de la información en cuba una de sus prioridades para la negociación entre los dos países.  El 21 de Septiembre de 2015, el gobierno de Obama levantó las restricciones a las compañías estadounidenses que les impedían hacer negocios en Cuba permitiendo así acceder al sueño tan esperado de las telecomunicaciones en la isla cubana.wifiwifi

Evidentemente a partir de este punto empezó la gran carrera para conquistar la primera posición y sacar Cuba de la oscuridad digital. Las empresas estadounidenses no eran las únicas interesadas en poner en línea el país y conectarlo con el resto del mundo. Primero el Gobierno Cubana con su propia compañía de telecomunicaciones estatal, empresas de origen comunista, activistas cubanos que llevan años reclamando Internet como un derecho fundamental, el propio gigante de Google y, por supuesto, las masas formadas por más de 11 millones de habitantes que experimentaban sus primeras pruebas con Internet deseosos de tener más.

Las primeras mejoras vinieron del gigante chino de Telecomunicaciones Huawei, quien puso a disposición de los usuarios 35 puntos públicos de conexión inalámbrica en la capital de Malecón el pasado julio. Evidentemente, este servicio tenía un precio asignado.  Aun así, los cubanos desconocen su funcionamiento y mucho menos que su país ya está capacitado para tener acceso a la red inalámbrica.

Algunos personajes reconocidos que se muestran en defensa de la conexión de la isla cubana se alegran que estos puntos de acceso fueran construidos. Aun así, mostraron sus quejas sobre la baja velocidad y el precio de este servicio. Su posición fue clara: Si el Gobierno plantea Internet como un servicio público y necesario, como la vivienda, los alimentos o la sanidad, este debería subsidiar este servicio u ofrecer este de forma gratuita. Ellos hablaron también de los posibles peligros que este servicio comporta como por ejemplo multas por grandes aglomeraciones en espacios de wifi público que puedan entorpecer el paso y que dañen el espacio público.

Por lo que sabemos, la gran mayoría de cubanos no utiliza el servicio de conexión inalámbrica para escuchar música en Youtube o informarse de la actualidad. Usando el servicio para recargar celulares Cubacel a Cuba y e Internet, pueden los usuarios entrar fácilmente en contacto con sus familiares y amigos.

Para poder disfrutar de este servicio los cubanos tiene que ir a comprar tarjetas en los estantes de ETECSA e introducir sus datos de acceso de su cuenta Nauta.

Para evitar colas, muchos de ellos optan para comprar las tarjetas en el mercado negro que los ahora normalmente 1 dólar la hora. Estas tarjetas cuestan oficialmente $2 la hora. Muchos activistas recuerdan que, teniendo en cuenta que Cuba se trata de un país donde la media de ingresos familiares por hogar se sitúa en $20 mensuales, el precio del servicio es extremadamente caro.

Por lo que, ¿Es Internet una libertad esperada o una nueva herramienta de control de las grandes empresas? ¿Qué piensan ustedes?

 1. La información sobre porcentajes proviene del artículo “Havana’s Hotspot”.